Tras 189 años de la tradicional peregrinación de la Virgen del Cisne, este año se suspende

Desde el pasado 25 de junio, autoridades eclesiásticas, civiles, militares y policiales de la ciudad y provincia de Loja, trabajaron incansablemente para establecer un protocolo de bioseguridad que permitiera cumplir con el traslado de la Imagen de la Virgen del Cisne, desde su Santuario hasta la ciudad castellana.

En principio se resolvió el traslado de la Imagen en vehículo, sin la presencia de devotos y cumpliendo con los tres días de recorrido como tradicionalmente se lo venía realizando. Sin embargo, el sábado 25 de julio de 2019, el Monseñor Walter Heras, dio a conocer que la resolución por parte del Consejo de Gobierno de la Diócesis de Loja, es de que la Imagen no salga de su Santuario, por la actual situación que atraviesa el país por la pandemia, “a fin de proteger y precautelar la salud de nuestros fieles y de todos los habitantes. Sabemos que hay una tradición, una historia, pero las actuales circunstancias nos invitan a tomar esta determinación”, sostuvo el Obispo.

Para el 20 de agosto se efectuará un sobrevuelo por la ciudad con la colaboración del Ejército Ecuatoriano, con la posibilidad de que se replique por los demás cantones de la provincia, además de sobrevolar por Azuay, Cañar, Zamora Chinchipe y El Oro.

“Sin duda viviremos una peregrinación distinta, los invito a que sientan que nuestra buena Madre sigue intercediendo por nosotros y nos sigue brindando su gracia desde el cielo y se nos presenta como la salud de los enfermos que tanto necesitamos en estos tiempos”, añadió.

Por otro lado, el Obispo se refirió a la resolución del COE Cantonal, en la que se exhorta a las instituciones públicas y privadas el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, prohibir ceremonias de grados en los establecimientos educativos, así como primeras comuniones y procesiones religiosas. “Como Diócesis de Loja, nosotros acatamos las disposiciones de los responsables del cuidado de la población, se ha hecho el comunicado respectivo a todas las parroquias de que se procure el aforo de 25 personas en los templos y se suspenden las confirmaciones”, acotó.

Mientras tanto, el padre Sócrates Chinchay, párroco-rector del Santuario mencionó que todo lo cultural queda suspendido, no obstante, desde el domingo 26 de julio, la Imagen saldría a recorrer en carro alegórico por los barrios de la parroquia, invitando a las personas que, desde sus balcones o corredores, puedan participar de la reflexión del día y con el rezo del Santo Rosario, además todas las actividades religiosas serán transmitidas a través de las redes sociales.

Asimismo, el padre William Arteaga, párroco de El Sagrario-La Catedral, indicó que por medio de las plataformas virtuales se trabajará con tres momentos: la historia de la Virgen del Cisne, juegos y jornada de oración.

Tomado de Diario LA HORA/Loja

About Washington Gonzalez