Militares jubilados exigen salud y pago de sueldos

Desde febrero sufren retrasos en el pago de pensiones, aseguran no contar con servicio de salud.

“Fuimos los soldados de 1941, 1981, 1995, pero la nación no reconoce nuestros sacrificios, esfuerzos; dimos lo mejor de nuestra juventud en defensa de los derechos de los ecuatorianos y ahora nos tratan mal”, manifestó Telmo Campoverde, representante de los  Militares de Servicio Pasivo en Loja.

A decir de él, actualmente afrontan un gran problema de necesidad porque no les cancelan las pensiones, desde febrero existen retrasos. Se han visto en la obligación de realizar manifestaciones, a nivel nacional, en los exteriores de algunas instituciones del Estado para presionar que les cancelen, pero las autoridades hacen caso omiso.

Pensiones

Los montos de los sueldos que perciben son diferentes, para quienes se jubilaron antes del 2006 y se retiraron con el 70% de sus aportaciones el monto asciende a unos 800 dólares mensuales; mientras que los de más años anteriores reciben entre 400 y 500 dólares.

“La mayor parte de nuestro personal somos de la tercera edad donde es más apremiante la necesidad, no tenemos otros ingresos, por cuanto es urgente que se nos cancele. No es posible que al Gobierno poco le interesen los jubilados”, enfatizó Campoverde.

En la provincia de Loja son 1624 los militares jubilados, que tienen cargas familiares de hijos y esposas.

Exigen salud

Además, claman por un buen servicio de salud, ya que a decir de Campoverde en el Hospital Militar no tienen  médicos que los atiendan en especialidades esenciales. En Loja, el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) tiene convenios con el Hospital de la Universidad Técnica Particular (UTPL) y la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer del Ecuador (SOLCA), pero por falta de pagos del ISSFA muchas de las veces no son atendidos.

Comentó que el mes anterior, un compañero necesitaba que su esposa sea intervenida quirúrgicamente de la tiroides, como no pudo ser atendida en Loja en el Hospital Militar, la trasladaron a Cuenca donde tampoco la auxiliaron porque no tenían médico. Ante esta situación se vio obligado a buscar recursos económicos para solventar los gastos de la operación en un hospital particular.

“Si vamos al Hospital Militar por cualquier dolencia, primero los atienden a los servidores activos y si les queda tiempo nos ayudan a nosotros. Es indignante”, explicó.

Han luchado más de 15 años por los derechos de pensionistas, las protestas no han parado durante el tiempo de la pandemia y lo seguirán haciendo.

EL DATO

En la provincia de Loja existen 1624 militares en servicio pasivo.

Tomado de Diario LA HORA /Loja

About Washington Gonzalez